jueves, 22 de diciembre de 2011

Recuerda; no dolerá más.

Lo primero cierra ese maldito tuenti que te tiene obsesionada.
Lo segundo pon esa música que tus padres y vecinos tanto odian, sí da igual que te regañen simplemente ponla a todo volumen.
Lo tercero echa todos los peluches de la cama al suelo y tumbate.
Lo cuarto, justo ahí tumbada cierra los ojos y ponte a recordar cada instante, los que duelen, los que alegran, recuerda absolutamente todo.
Lo quinto, lo más complicado, lo más difícil, lo más doloroso; no derrames ni una sola lágrima.
Y así, solo así podrás dejar el pasado atrás. Quizá no tengas que olvidar, simplemente se trata de recordar sin que duela.

martes, 20 de diciembre de 2011

Panda de hijos de puta.

Chulos de mierda. Creidos egocéntricos. Gilipollas. Imbéciles. Seres miserables. Asquerosos. Cobardes. Porque hay tantas palabras y tantos adjetivos para definiros, para definir el asco que me dais.¿Os gusta demasiado hacer daño no? Aprendí; anda e iros a la mierda.
Pudrios en ese infierno que tanto mentáis.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Que seas feliz
Con ella.
Sin mi.
Pero antes; mátame.

"Yo no quiero nada sin ti."

Te dejaste llevar, lo dejaste escapar. Te sumergiste en el alcohol, te olvidaste de todo lo que no fuera él. Pero bastó, no pudiste seguir así, abandonaste tanto y recibiste tanta miseria. Salías de mañana, volvías de madrugada sin fuerzas, hundida, borracha, fumada, sin ganas de vivir, pensando y deseando cada noche aquello "Quiero dormir, pero no despertar mañana." . Pero al fin y al cabo todo se esfuma, por muchas promesa, por muchos sueños, por muchas ilusiones nada es ni será nunca para siempre, y mucho menos algo como aquello. Lo sé, lo entiendo te das tanto asco, te sientes tan mierda que no sabes ni si salir a la puerta de la calle, pero no lo piensas lo haces, te hundes sola, en la soledad, en la miseria. Ya no sirve nada; perdones, amigos, ni si quiera esa droga que te tomas para dormir, porque es que sin él tú no quieres nada. Tienes que tener voluntad, ser fuerte. ¡Menos mal.! Te diste cuenta, seguiste a delante, o al menos eso mostrabas. Mientes más que hablas, eso que tanto es él, un mentiroso, y eso a lo que te acabarás pareciendo con tus tantas y miserables sonrisas fingidas. ¡Para, para de fingir de una vez joder! No estás bien, solo sus palabras pueden hacer que lo estés. Pero quizá eso tenga solución.
Porque sí, sé lo que es, yo soy tú, han jugado mientras te has enamorado para luego ir a decirle a ellas aquello que tanto te dolió "Yo no quiero nada sin ti." Límitate a pensar que lo tienes que olvidar, que le van a fo**ar.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Me mata el que estés con ella.

Mientras tú juegas, yo me enamoro.

Has jugado conmigo como con una simple muñeca de plástico. Has hecho que lo deje todo por ti; amigos, pasado, hechos a medias... En serio ¿cómo he sido tan gilipollas?Ni yo lo entiendo. Cuando te conocí mi vida dió un giro de 360 grados, tú eras, por desgracia sigues siendo el centro de mi vida. Y ahora el tan solo pensar que te pierdo, dios, se me hunde todo, ataques que van y vienen, ahogandome yo sola, porque no, no aguanto más, ya si que no. Tengo que ir haciendome a la idea de que no soy nada para ti. Supongo que tenía que haber hecho caso a esos que decían -olvidate- soy tan estúpida, que ya no me preocupa ni lo hundida que estoy. Y lo peor, ese miedo a hablarte, a preguntarte, el no poder mandarte a la puta mierda de una vez, el no saber si estás con ella. Pero se acabó, porfín recuperé esa fuerza, no merece la pena derramar más lágrimas. Adiós.

domingo, 16 de octubre de 2011

martes, 11 de octubre de 2011

No se que me da para quererle tanto.

Aquella sonrisa, aquellos ojos, aquella mirada, él. Porque es todo lo que necesito para sonreír, para ser feliz. Sin él simplemente no soy anda, con él soy todo energía y felicidad. Porque esque que cada día anhelo más sus abrazos, cuento los segundos para verle, para abrazarle, porque ya nada será igual. Realmente no sé que me da para que lo quiera tanto, porque sí, cada día lo quiero más, es algo inevitable, todos nos enamoramos. No pienso perderle ahora que es la razón de mi existencia. Porque cada día lo necesito más, y no, no se que me da para que cada día lo quiera más.

Porque yo quiero cada uno de sus te quieros, cada una de sus sonrisas, cada uno de sus mordiscos, cada uno de sus besos.

Respira, aguanta un segundo y respira.

Respira, respira conmigo, no estás sola, sí, has cometido errores, todos lo hacemos. Nadie es perfecto, todos nos equivocamos. Al principio me imaginé lo ocurrido, en el fondo lo sabía todo, pero algo en mí, quizás lo mismo que ahora me tiene tan confusa, hacía que no me lo terminara de creer. En el fondo sigo sin creerme nada, en el fondo sigo esperando despertar de esta pesadilla. Dios, no imagino como lo debes de estar pasando. A pesar de todo lo entiendo, te entiendo, el amor es una verdadera putada. Ahora entiendo el beber, fumar, defogar todo aquello que necesitabas, guardarte durante todo este tiempo eso, esa pesadilla, no me imagino tal agonía. Cada vez que lo recuerdo es como si algo en mí lo negara, no quisiera recordarlo, como si fuera mentira, ojalá. Ya no sé ni que decirte, es todo tan, tan extraño, no mi imaginé tener tal problema a esta altura. Aunque a pesar de todo lo que haya podido pasar la forma de mirarte no cambiará, todo seguirá igual, pues tampoco es algo que deba influir en lo habitual.
Ahora cuando todo está sucio, borroso, ahorado, muerto en aquellos miles de malos recuerdos, y solo te digo que ahora no estás sola, me tienes aquí, nos tienes aquí. Ya todo lo malo pasó, no hemos de cuidarte como aquella niña pequeña sentada en el carrichoche, de los errores se aprende, el amor se paga. Y ahora luchamos por lo mismo; tu felicidad, el olvido por muy imposible que parezca.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Malditos diablos cariñosos.

A la espera de un mundo nuevo, en el que las depresiones no existan, solo pueda sonreír, porque ya estoy harta de todo. Cansada de tantas y tantas discrusiones, de tantos llantos, no sé cuando acabará todo. No sé cuando podré dejar de sentirme una mierda, no sé cuando me sentiré parte de ello. Yo ya no se nada, solo que nada es perfecto, ahora es cuando me doy cuenta de las cosas, quizás sea mal pensada, pero piensa mal y acertarás, primero uno y luego el otro, caen de uno en uno solo queda uno, ya los demás se rindieron, y quizás sin nadie saberlo todo acabó, ya el último hasta se rindió, ¿quién sabe?. Ya no queda nada, el campo se quedó vacío, hasta de allí se siente excluido aquel ángel deambulante del diablo. Tonta de mi que pensé que todo iba bien. Malditos demonio disfrazados de angeles como engañan. Porque es en esas noches en las que me dicen que sueñe con los angelitos,¿qué angelitos?, esos que clavaron sus uñas y alas en mi corazón, eso no son angeles, son malditos diablos cariñosos.

martes, 27 de septiembre de 2011

Echar de menos algo que realmente nunca tuvistes.

Y no saber ya ni que pensar.
Limitarme a echar de menos aquello que creía felicidad.
Realmente no apercio nada ahora.
Solo quedan aquellos miseros recuerdos.
No encuentro tranquilidad alguna.
Ahora siento que todo tiene que acabar.
Pienso que no se lo que pienso.
Quizás todos me mientan.
Deseo estar en otro lugar.
Bajo tierra.
Cerrar los ojos para nunca más despertar.
Y ya no entiendo nada.
Solo tengo esos malditos recuerdos.
Sufrimiento, tras sufrimiento.
Soledad infernal.
Ansiedad mortal.
Ojalá bajo tierra estuviera mi lugar.
Duele.
Duele echar de menos algo que nunca tuvistes.

Malditos recuerdos, I hate all in this moment.
But when I open my eyes is all bad.
I want to die in this moment.
Please.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Rachas, malditas rachas.

Y es uno de esos instantes en los que te sientes como una mierda y todo son problemas, pero aún así intentas solucionar los problemas de los demás. Uno de esos instantes en los que te sientes una mierda. Uno de esos instantes en los que todo, absolutamente todo en tu infernal vida está mal, y ves que nada merece la pena. Porque dicen que son malas rachas, pero las malas rachas no son tan largas, y esto duele, duele demasiado. Siento vivir en una agonía que nunca acaba, en un mundo que nada es felicidad, veo esperanzas, tengo sueños, pero al fín y al cabo todo se va a la mierda, tarde o temprano.Porque no veo luz en este tunel eterno. Porque todos son problemas, nada es fácil, nada son sonrisas. Todo tiene que acabar pero ¿cuándo?, ¿cuándo narices va a acabar este sufrimiento?. Yo no puedo más, estoy harta de todo. Unos juzgan, otros maltratan, otros cotillean, otros simplemente pasan. Pero ante todo, todo esto yo me rindo. Lo siento no se que más hacer. Deseo cerrar los ojos y no volverlos a abrir nunca más. Ante todo no seré lo que dicen y quieren que sea, a pesar de lo que digan soy yo, la misma de siempre, yo lo sé y quiero que solo me importe eso. Nada es lo que era, supongo que todo cambió, pero la soledad abunda en mí.
Rachas, malditas rachas que no tiene fín.


sábado, 24 de septiembre de 2011

Esa frialdad.

Odio tanto esto, odio ser así. Odio tanto este frío. Eso que siento por dentro. Miro congelada cada pedazo de hielo. Pero no se funde, no queda paciencia, no queda tiempo, no se funde el hielo que tengo por dentro. Siento tanto frío, ya nadie me abriga, la soledad la busqué yo. Nadie tiene la culpa más que yo. Solo necesito un te quiero sincero, quizás así vuelva todo a realidad, a los sentimientos. Como deseo que cambien las cosas, como deseo poder derretir este hielo que acoge mi corazón. Porque no siento nada, solo este frío ardiente. Llegué a la conclusión de que mi corazón se quedó congelado hace tiempo, cuando las risas ante mi te quiero hundieron la moral, quizás también se congeló. Y desde entonces, desde hace tiempo no dige ni un tan solo e quiero sincero, porque y llegar a pensar que quisé sentir eso. ¡Mierda de frío! Todo se hundió como aquel barco rozando el iceberg. Porque ahora ya no siento nada, me limito a pensar en es frío que hace a mi alrededor, en las cosecuencias de mis actos. Porque ahora es cuando comienzo a pensar que me dejaste seco, frío, sin sentir sentimiento alguno. Tú fuiste fría, hicistes daño a mi corazón, y por eso ahora estoy así. Ahora sé que no volveré a decir un te quiero sincero.
Para Javier.
November rain...(8)

viernes, 23 de septiembre de 2011

Puto tuenti.

Porque son las cuatro de la tarde, me conecto al tuenti con esa esperanza de que él esté conectado. Puta impaciencia, como tarda en cargarse el chat. Porfín se cargó. Busco su nombre impaciente, mientras tanto veo de reojo esas pequeñas fotos, con el circulito verde con un 1, que saltan, y salta, mientras tanto sigo buscando su nombre, lo encontré, está conectado. Abro su conversación, la cierro, la vuelvo abrir, la cierro, y me tiro así durante un cuarto de hora, cuando porfín decido hablarle. Le habló, mientras tanto escribo una entrada, un estado, comentando a la gente por comentar, para que mi perfil salga el primero y él lo vea. Vea que estoy conectada, me hablé. Pasan horas, sigue conectado, no me habla, yo sigo comentando, poniendo estados, entradas. De repente se me viene a la cabeza la idea de que se lo haya dejado conectado sin darse cuenta. Entonces es cuando lo dejo conectado yo, me ducho, me pongo el pijama, ceno, son las diez, sigue conectado, pero no me habla. Actualizo, y de repente sale allí, todos sacan tiempo para hablarme menos él. Su perfil sale ahora el primero, ha cambiado el estado, y le ha comentado una puta, esa puta que tanto daño me ha hecho. Abro su conversación la cierro de nuevo, pero busco su nombre en la lista, está sigue ahí, no se va, ella le sigue zorreando. Y no se desconecta, todos hablan y hablan, menos él. Son las dos de la madrugada, se desconecta los ojos se me llenan de lágrimas, se fue, no me habló, solo sacó tiempo para ella. Pero cuando justo voy a pulsar la cruz de la derecha de la pantalla aparece de nuevo su nombre en la lista. Volvió. Entonces alos dos minutos es vuelve a ir, pero esta vez no vuelve, son las tres, abro su perfil, vreleo una y otra vez los comentarios de esa zorra, y porfín con lágrimas en los ojos corto el ordenador de un golpe. Me levanto, me dirijo hacia la cama, y vuelvo a pensar en él, recordando sus ojos, sintiendo esa impotencia de no tenerlo. Otra noche larga, en vela, soñando con que alguna vez me respondas, pensando el por qué de su existencia.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Recordar cada te quiero.

Día tras día releer las conversaciones, los mensajes, recordar las llamadas. Recordar eso pequeños momentos y detalles. Cada vez que recuerdo aquellas llamadas, siempre me detengo en el te quiero deseando cada vez más volver a oírlo, volver a oír tus palabras, volver a oírte a tí, dios, te echo tanto de menos. Cada vez que pensaba que nada podía ser peor ahí estabas tú demostrandome que todo era mejor, con una de tus sonrisas que tanto me encantan. Porque aún recuerdo como el corazón me va a mil cuando te veo, es inevitable, provocas algo en mí que nunca nadie provocó, eras la única causa de mi sonrisa, y ahora no hay futuro. Se vivía genial con la ilusión de morder esos labios que dios, son tan perfectos, me pirran. Recuerdo cada día esperando tu llamada impaciente, cada noche sin dormir pensando en qué decirte al día siguiente, en qué cuento contarte para que pudieras dormir. Ahora ya solo me queda esperar, darle tiempo al tiempo, y desear verte con todas mis fuerzas. Todas las noches sueño con tus ojos, con tu boca, con volverte a ver. Con el reencuentro perfecto, aunque cuando me despierto pienso-¿por qué sueño esto si nunca pasará?. Todo es difícil ahora, ya no tengo tu apoyo, tus te quiero, no veo tus ojos, me faltas. Algo es algo. Dejaré que pase el tiempo, pero seguiré soñando con poder ver esos ojos de nuevo. Dios es tan doloroso recordar, y tan difícil no hacerlo. Ahora solo quiero desaparecer, todo está mal, tú ya no estás, y yo no se que hacer, solo quiero desaparecer, que todo acabe, cerrar los ojos y no volver a abrirlos. Ojalá pudiera volar, posarme en aquella torre, y poder observar todo, sin que nada me afecte, solo mirarte, mirar esos preciosos y perfectos ojos, que son mi delirio.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Acariciáis el cielo.

Cada día me preocupan más las caídas, todo tiene que cambiar ahora. Desconocemos todas las causas, permanecemos quietos pensando en la huída.
 Pensamos por última vez en el momento en el que dedidáis venir, en el momento en el  que lleguéis, tendréis que arreglarlo todo.Pero aún así os detenéis, mirais el paisaje como si de la última vez se tratara.
Piensalo solo un segundo, sí, tú, piensa como estarías ahora. Solo piensa en como vosotros acariciáis el cielo.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Tonta.

¡Mierda!¡Mierda!¡Mierda!¡Mierda!¡Mierda!¡Mierda!¡Mierda!¡Mierda!¡Mierda!
¡Estúpida!¡Estúpida!¡Estúpida!¡Estúpida!¡Estúpida!¡Estúpida!
De nuevo me engañaron las ilusiones.
¿Cómo he podido ser tan ingenua?
Otra vez, caí en la misma trampa.
¡Putos sueños!

Madrugón, tras madrugón hace rutina.

Y de nuevo a la rutina, hola madrugones. Volver a oír el despertador, taparte la cabeza con la almohada, al final se resiste, te levantas a duras penas, vas haciendo ciszas hasta el armario; ¿y hoy qué coño me pongo?, miras entonces el horario, coges lo primero que pillas; ¿y qué más da?, te metes en el baño, te arreglas, sales, desayunas, dices adiós, coges la mochila, te enchufas la música, y a esperar a que el camino se haga más corto, cuando en realidad cada día se te hace más largo. Porque es una mierda. Porque se me hará eterno el camino hasta llegar al instituto, y cuando llegué ,no, profesores nuevos, clase nueva, gente nueva, separada de mis amigas, que horror. Este curso será un gran mierda. Tendré que acostumbrarme. Me tendré que centrar en los estudios. Y al fín y al cabo todo es rutina. Y madrugón tras madrugón hace rutina.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Ahora soy yo la que se tapa los oídos y dice la,la,la.

Me parece inceríble tu manera de contradecirte solito, porque un día me quieres, y al otro te doy igual. A veces pienso que es porque eres demasiado inmaduro como para saber pensar. Ya no te entiendo. Solo sé que deseo con todas mis fuerzas que en una de esas veces que te fumas un porro, te ahogues y no te tenga que ver más la cara. Porque en serio tienes cuentitis aguda, de verdad tienes más cuento que calleja, no sabes pensar, tanta mentalidad emo como tienes, y luego es la mitad mentira y estás de puta madre. Porque tu egoísmo pudo conmigo, me acuerdo perfectamente, y ahora nieguas cosas evidentes, y pides cosas imposibles. Porque sí mucho hablar, pero luego poco actuar. Ya veo que bajón te da al verme, esa sonrisa, enserio me haces descojonarme. Porque crees que no se nada de lo que haces por allí, o dices sobre mí, pero las paredes oyen muchacho, y hay que tener amigos hasta en el infierno. Recuerdo tantas discursiones inútiles, porque parecía que tenías ganas de discutir, tantos reproches absurdos que hicieron que todo acabara. Asique ahora sigo con mi ilusión por otra parte. Sé que te jode, te jode que yo ahora esté feliz de la vida, pero ahora no tengo que darle explicaciones a nadie, estoy mejor que nunca. Pudiendo decirte QUE TE FOLLEN CHATO.

martes, 13 de septiembre de 2011

Tanto meter los dedos en el enchufe, que hasta el enchufe te manda a mierda.

Quien me iba a decir, lo que iba a pasar,quien me iba a decir que ibas a cambiar.
Dime cuando tú, cambiaste el bien por el mal...
Porque ahora ni si quiera te arrepientes, solo sabes decir que sufres, pero ¿y nosotros qué?.
 Nosotros no sufimos viendo como alguien importante al que queremos tira su vida por el váter.
Porque ahora ya no eres tú.
Quizás eres lo que quieren que seas.
Solo existen ya mentiras, trampas, secretos, alcohol, defectos, tabaco...
No sé que pasa, ni que pasará.
Pero pareces un niño pequeño; cuanto más le dices que no meta los dedos en el enchufe, más los mete.
Porque advertir, te hemos advertido, todos, ni uno se ha callado.
Y sí, sé que tú también has sufrido, pero ahora nosotros somos los que sufrimos, muy a pesar de que tú no te lo creas, y de que no lo veas.
Y yo ya me rindó, no pienso decir nada más.
Te dí la mano pero no la cogístes, te dejastes caer al precipicio.
Lo siento, siento que todo tenga que ser así.
Pero ahora soy yo la que pide comprensión.
Prefieres emborracharte para no acordarte al día siguiente.
Lo más triste es que aún, al menos yo tengo algo de esperanza de que vuelvas en sí. 
Y es que ya tus promesas no valen nada.
Y eso duele.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Cambiastes.

Todo cambió, ya nada es igual, metístes la pata, cambiastes por completo, convertistes nuestro mundo en un lugar en el que ya solo existen mentiras, secretos, y peleas. Pensabamos que sería algo del momento, quiero decir, que pensé que todo pasaría, que sería una racha pequeña que se acabaría en unos miseros segundos, pero veo que me equivocaba, nos equivocamos todos al juzgar sin dejar el tiempo pasar, porque comprendemos ahora que las promesas no valen nada, son esas promesas las que se van con el viento, pero no las hemos olvidado o almenos yo. Porque entiendo el sufrimiento, el dolor, la apariencia, los llantos, las sonrisas, te entiendo a tí, quizás sea la única, pero simplemente cambiastes, y no me gusta mucho. Todo ahora es diferente; unos buscan amigos, otros traiciones, otros planean, otros callan, y otros ocultan. Ahora que todo cambió, esa caja llena de secretos se hundió, y se hundió en aquel maldito lago lleno de prohibiciones, mentiras, secretos, planes, bebidas, tabaco, totalmente lleno de mierda, tanta mierda que te hace salir corriendo y no afrontar nada. Porque ya solo nos limitamos a llamarte con alguna esperanza de que demuestres ser la misma, pero no, cambiastes, no nos cojes el telefono, porque estás tan ocupada pinchandote heroína.

No espero que lo leas, solo espero que vuelvas a reaccionar, que me cojas el telefono. que te quites esa benda. Me parece irónico que fueras tú la que me ayudaras a salir de ese asco de lago, y ahora rechaces mi mano cuando te hundes en ese mugriento lago.


lunes, 5 de septiembre de 2011

Y hablais de algo inexistente.

Sacais mierda de una cajón de mierda inexistente, o al menos invisible para mis ojos.
¡Quiero vivir joder!
Ya tengo conciencia.
Quizás no sea todo lo mayor que quiero, pero al menos soy responsable.
Cuando hago algo asumo las consecuencias.
Pero esta vez no hice nada.
Soy inocente.
Aun que si el delito es vivir, lo siento
Sí, soy culpable.

Gritabas solo por un tonto carpicho.

Y pensaba que no sería capaz, que no podría lograrlo, que no podría sonreír, nunca, aun que supongo que nunca es una palabra muy grande. Porque recuerdo como día tras día entrabas llorando en esa vieja habitación ponías la música a tope, lo más fuerte posible para que nadie escuchará esos chillidos, y gritos llenos de odio, ira y rencor, esos sentimientos que día a día aumentaban, que te amargaban la existencia. Porque por desgracía sabía lo que sentías, yo era tú, eramos una misma persona, porque yo era esa que estaba llena de rencor, ira y odio, pero era imposible deshacerse de tales sentimientos, porque dolían, duelen. Era ese tiempo en el que pensaba que todo no podía empeorar y al segundo siguiente la volvías a cagar, volvías a meter la pata, y de nuevo volvías a tener razones para llorar, y gritar sin descanso. No había nada que calmase esa agonía, que callase esos gritos, ni si quiera las pequeñas esperanzas que quedaban en el fondo de ese corazón helado. Porque sigo gritando, nada pasó, pero hace ya de esto.
Porque pensé que estos tiempos no se calmarían nunca, y ahora lo veo, no me equivocaba, seguimos gritando por un tonto capricho que nunca llegará.

domingo, 21 de agosto de 2011

De luto.

Yo no soy así, no se en lo que me has convertido, ahora todo está borroso, no veo lúz en el camino, no hay posibles respuestas, solo oscuridad. Me convertistes en un ser despreciable, me hicistes odiar como nadie nunca odiará, te odiará, me hicistes tanto daño. Maldigo haberte conocido, ojalá nunca te hubiera visto en aquel inmenso jardín. Porque no lo soporto más, ahora soy un bicho, me doy asco, todo por tu culpa, por hacerme tanto daño, por producirme tantísimo rencor, y llenarme de tanto odio similar al tuyo hacia ella. Todo es tan complicado ahora. ¿Por qué confié en tí?. No lo entiendo, nadie me avisó, áhora sin saber ni por qué te odio, te tengo tanto asco, eres tan rastrera, tan víbora, y sin darme cuenta me arrastrastes contigo, me hicistes caer en aquel agujero oscuro al que tanto temía. Y todo por tu bien, por tu maldita felicidad, que nunca gracias a dios tuvistes. Y al fín abrí los ojos y descubrí el mal que me hacias, el camino que seguía junto a tí, algo asqueroso que sufr´por tu misera y asquerosa culpa, porque es que tengo que tener un poquito de fé, y fuerza para luchar para volver a ser yo, gracioso,¿no?, eso de tener esperanzas en recuperar mi vida, en resucitar. Porque estoy muerta, realmente muerta, porque yo no soy esto en lo que me tuvites que convertir, para hacer daño a alquien inocente, a mi costa.Y ahora me queda ir de luto, por mi, por tí, por ser ahora lo que siempre odié.

sábado, 20 de agosto de 2011

¡Puta confusión, puto egoísmo!

Porque todo lo ves borroso, no sabes ya a quien acudir, no sabes que camino escoger, hay tantas piedras en todos los caminos, todo es tan complicado. ¿Y si me equivoco?. No quiero equivocarme, necesito hacer lo correcto, pero no quiero que esto sea una obligación. Yo necesito comprensión. ¿A quién acudo?. Todos me acaban diciendo lo mismo, pero yo me tapo los ojos, se que todos me lo dicen por mi bien, pero no, me siento tan sola, tan inútil en esta mierda de vida, me niego a escuchar la verdad, por primera vez en mi vida no encuentro camino posible. Porque ¿qué hacer cuando estás así?. No tengo ni idea, y eso es lo que más me preocupa, que estoy demasiado confundida. Siento que no puedo equivocarme, pero también siento que no sé que es lo correcto. ¡Puta confusión, puto egoísmo! Ya he pedido ayuda, y siempre recibo la misma, pero estoy tan ciega que niego que es lo mejor, pero es que cada vez me confundo más, porque ya ni sé lo que quiero, se me olvidó por que luchaba.

Supongo que nada es fácil, todo es complicado. Y a mí todo me preocupa, y quizás sea una tontería, pero esa tontería en estos instantes define mi vida. Porque ahora recuerdo que me lo advirtieron, pero yo ciega de la ilusión no quise escuchar lo que sería de mi felicidad.

viernes, 19 de agosto de 2011

Poder respirar sin preocuparme por lo que respiro.

Porfín, porfín poder cerrar los ojos y sentir que no hay problemas, que no hay estrés. Relajarte aunque sea solo un momento, un segundo. Dejar los estudios a un lado, los libros, las discursiones, olvidar todo aquello que me preocupa, todos esos problemas agonizantes, que no paran de atormentarme día a día. Poder olvidar solo un segundo lo que me rodea, solo mi música y yo, en un lugar donde nadie me conozca, sola, sin nadie al que ayudar, sin nadie que me ayude, por primera vez necesito esa soledad a la que tanto he temido a lo largo de mi vida.
Poder dormir, porfín sin problemas. Relajante relajamiento. Permitirme ese respiro que tanto tiempo llevo esperando. Y no me vendrá nada mal desconectar unos días, poder respirar sin preocuparme por lo que respiro.
¿Y todo ese sufrimiento y espera, para qué?
 Para salir de aquel agonizante infierno, que al final resultó ser la cosa más bella, en toda su asquerosa vida.

jueves, 18 de agosto de 2011

Porque quizás se convertirá en un gran error.
Algo irreparable que deje algunas lágrimas a su camino.
Pero supongo que al menos quedará ese consuelo; lo intenté.

Me encantaría ser aquel globo perdido en la deriva, tan inocente, tan despreocupado.

Miles de sueños perdidos, con ellos miles de globos flotan perdidos en la deriva de aquello lamado espacio. Tanto tiempo perdido en soñarlos. Tanto desperdiciado en intentar lograrlos, y ¿para qué?. Tan solo para que te quede el recuerdo de que algún día soñaste aquello que tanto daño te ha hecho, pero que ahora sin embargo sigues soñando, quizás no de la misma manera pero sabes que ese sueño sigue estando ahí, sabes que él sigue estando ahí. Por mucho que lo niegues lo sabes perfectamente, sabes perfectamente que sigue ahí, él, su recuerdo, sus ojos, sus palabras dañinas y bonitas clavadas en tu corazón como estacas en la carne desgarrada por tu dolor. Ciega; pequeña persona que no ve lo que tiene delante, yo, que no lo ví pasar, dejé que el tren de luces de colores pasará delante de mis miseros ojos sin ni siquera aver hecho un mínimo esfuerzo por montarme en él, dejé que aquellos globos se me escaparan de las manos para poder flotar y ser libres sin poder recuperarlos nunca más. Porque aunque me duela yo soy aquella persona tan ciega que sigue soñando con aquellos ojos tan dañinos para mi corazón. Tan perdida. Tan desconcertada, siempre en mi mundo. Siempre confundida, como ahora, y es que después de tanto tiempo sigo soñando con esos ojos, sigo soñando con un mundo junto a tí, vivir mi mundo junto a tí, feliz, estrovertida, sin tener que cerrar la boca para no meter la pata. Porque me encantaría poder alcanzar y coger aquellos globos que se me escaparon en aquellos tiempos de inocencia, y que ahora estarán por ahí flotando como seres indefensos junto a aquellas preciosas estrellas similares a tus ojos, esos ojos que tanto anhelo.
Porque sé que ellos lo dicen por mi bien, pero aquellos otros también lo dicen por mi bien, y ¿qué hago?, ¿ahora qué?. Estoy tan confundida, un mar de dudas me inunda en este mismo instante. Por fín logré tener otros sueños, otro él, que al menos creo que me quiere, pero volvistes a aparecer. Tu recuerdo volvió llegar a mi mente perdido, y confuso, tan inocente se cree ese recuerdo que tanto daño hace. Por desgracia no lo sé, no sé que hacer. Creo que así soy feliz, pero cuando llega tu recuerdo me amarga todo, la vida, los sueños, la felicidad, a mi nuevo él. Por eso me encantaría ser un globo; son tan inocentes, tan despreocupados, simplemente se limítan a dejarse llevar por esas corrientes que tanto miedo me dan. ¿Por qué yo no me dejo llevar por esas corrientes?. Supongo que me preocupo demasiado. Ojalá pudiera saber si no me equivoco, quizás las dos respuestas sean equivocadas, pero no lo sé, solo sé que quizás no estaría mal ser egoísta por una vez en mi vida. Darle curso al curso, tiempo al tiempo e intentar ser feliz sin esos ojos que tanto anhelo, pero por desgracia no dejo de pensar en mi peor duda; ¿volveré a ver esos preciosos ojos como estrellas que algún día me enamoraron sin dejarme vivir?. Y pienso que necesito ayuda, y quizás ese ayudante mío sea el tiempo, al que obligaré pararse por mucho que lo odie.

martes, 16 de agosto de 2011

Why?

Because I don't know.
I don't know why.
Why?
Why I love you?
Permanently I don't know.
Why?

martes, 9 de agosto de 2011

Time.

Cada dos segundos mirando el reloj, viendo que el tiempo no ha pasado. Haciendo tiempo para nada. Deseando que el día pase rapido para que comience otro nuevo día, y desear de nuevo que acabe. Porque esa es mi rutina; desear que el tiempo pase rapido, sin nada que hacer, ni pensar. Porque cuando más necesito que pase rapido, más lento va ese maldito enemigo mío llamado tiempo. Miro el reloj; las cinco, lo vuelvo a mirar; las cinco y un minuto, lo vuelvo a mirar; las cinco y cinco, pero ¿cómo?¿cómo narices puede pasar tan lento el tiempo?. Quizás tenga estropeado el reloj. Pero no yo sé que el reloj está perfectamente en hora, lo que está estropeado soy yo, yo que odio tanto a mi gran enemigo el tiempo. Ojalá pudiera controlarlo.

A tí, mi jodido enemigo tiempo.

sábado, 6 de agosto de 2011

Mil palabras soñadas por mi subconsciente silencioso.

Esperando, sentada en esa maldita ventana esperando a que aparecieras, tonta ilusión que me hacía creer que vendrías, que volverías a mi. Maldita ventana, cada vez que me acerco a ella lo recuerdo, recuerdo como sentada ahí mismo te esperaba e intentaba recordar mis viejos y bonitos recuerdos junto a tí, recuerdos que ahora mi subconsciente quiere recuperar de sepa dios donde, y que mi persona en sí desearía no recordar nunca jamás. Porque ya ni me acuerdo de cuanto tiempo pasé sentada en esa maldita ventana esperando algo que nunca llegará. A veces me dan ganas de sentarme de nuevo en la ventana a esperarte porque muy en el fondo de mí sigo pensando y creyendo que alguno de estos angustiosos días vendrás y te quedarás aquí junto a mi, para siempre. Tontas esperanzas que no me dejan vivir, que no me dejan soñar con la realidad. Muy a mi pesar sigo recordando aquel silencio que inundaba el mundo sin ti,mi mundo sin ti.
Maldito subconsciente que aún guarda muy a mi pesar aquellos recuerdos, aquel silencio. Día trás día, noche trás noche, hora trás hora, minuto trás minuto, segundo trás segundo imaginandote debajo de mi ventana sonriendo y gritando mil palabras soñadas por mi subconiente silencioso. Porque ahora ese es el único recuerdo que dejé; el silencio, ese que tanto me dolió. Porque esos días en casa, en el instituto, en la calle, en el bus, en la ventana, en mi mundo eran inundados por aquel doloroso silencio provocado por tu ausencia. Porque dejé de oír cualquier cosa, me negué a oír algo que no fuera tu voz, la que aún sigo esperando oír por mucho que lo niegue.
Porque en medio de todo ese silencio oía el eco de tu voz "volveré, esperame". Porque dicen que hay que pasar página, pero yo necesito ser parte de otro libro, puede que así mi subsconciente deje de intentar recordar esos angustiosos recuerdos, puede que así cambiando mi vida, logre ser feliz, sin ti. Porque solo necesito aprender, aprender a vivir sin ti. Quizás no me venga mal un milagro, un milagro que haga que mi subconsciente se levante de aquella ventana y despierte de una vez, viendo la cruda y asquerosa realidad; él no volverá, de hecho probablemente ahora esté feliz y contento riendose de mi ingenuidad.
Porque a pesar de creer que no te necesito sé que estoy completamente equivocada, y que necesito ver tus ojos en cada instante. De hecho aún los sigo viendo, mi subsconciente me los enseña silencioso haciendome sufrir y llorar, al mirar al horizonte haciendome imaginar ese instante junto a ti, en tus brazos, en tu boca. Inútil subconsciente que silencioso no para de mostrarme esperanzas olvidadas en el avismo que aún a muy pesar anhelo. Supongo que de a partir de ahora tendré que esquivar a ese, mí subconsciente silencioso que sigue sentado en la ventana esperando un encuentro que ambos sabemos que no ocurrirá. Maldito subconsciente que callado sigue mostrando esperanzas rendidas a los pies de alguien desconocido.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Crédula.

Crédula de mi.
Ahora me doy cuenta.
Yo fuí la única tonta que te creyó.
¿Por qué no hice caso a las advertencias?
Tonta de mi que llegué a pensar que me querías.
Y lo peor es que sigue quedando algo de esperanza,
y sí, es triste eso que pensé de que conmigo serías diferente.
Porque ahora me has dejado sola, desprotegida, helada,
y formando parte de una más de tus simples apuestas.

Y ahora me veo totalmente sola, porque por tí traicioné a los que de verdad quería. Y todo por aquellos deseos e ilusiones que tuve junto a tí, ahora arrojados al viento como una flor de primavera.

martes, 26 de julio de 2011

Viejos recuerdos de tu hipocresía.

Aún recuerdo cada una de las veces en las que te veía alfinal de ese agonizante pasillo saludandola alegre y cariñosamente, ó simplemente sonriendole feliz, cuando en el fondo desebas su muerte, y en el mismo instante de verla pensabas -Nada que hoy tampoco la ha atropellado un autobús.-. Porque supongo que era esa hipocresía tuya la que actuaba en esos instantes con ella. Todavía guardo en mi mente algunos borrosos recuerdos en aquellas cuatro asquerosas paredes en las que te sentabas a su lado y fingias cariño, compresión y amistad hacía aquellas inocentes personas, en concreto a una, recuerdo tanto sufrimiento de aquella a la que saludabas por "educación", aquella por la que engañastes, y embelesastes a todas esas personas. Todo para hacerte feliz, todo por tí, egocentrica de mierda. Tonta de ella que llegó a confiar en tí, pobre víctima de tus engaños. Pero no es nada comparado con el daño que sigues haciendo en estos mismos instantes. Porque es que cada una de tus palabras eran hipócritas, tu existencia en sí lo era.
Por eso ahora solo recuerdo lo bueno, el despertar de aquellas personas embelesadas por tu, ¿cómo llamarlo?, ¿encanto?, nah, dejemoslo en hipocresía, aquel deseado despertar de tanta gente, aunque en concreto recuerdo el despertar de una persona muy importante para mí. Cuando alfín la chica a la que tenía que haber atropellado un autobús según tú, se rindió, despertó, despertó ella, su mejor amiga. Y lo recuerdo como si fuera aller, como te quedabas sola, y tu hipocresía no te servía de nada, pero aún así la saludabas, aún deseando su muerte; y lo recuerdo tan bien. Recuerdo lo mejor de todo como la primera en despertar, esa mejor amiga de la chica que deseabas muerta, se reunió conmigo, esa a la que tanto deseabas muerta ahora lo recuerda como una época borrosa, ahora lo recuerdo como una época borrosa, porque aunque desearas mi muerte cada mañana sigo viva, lo siento.

domingo, 24 de julio de 2011

Sonríe al ver cada estrella.

Sonríe, por favor, es algo que no te cuesta nada, es como un gesto involuntario que nos regala tu felicidad. Pero ¿por qué no lo haces?, ¿por qué no sonríes?, una sonrisa cuesta tan poco; y una lágrima tanto. Sonreír es gratis, ¿nunca lo has pensado?, por cada una de tus sonrisas hay allí arriba en el mar azul una pequeña lucecita llamada estrella. Y ya no te entiendo, no eres esa personilla feliz que sonreía a cada instante, porque ahora te pasas día trás día llorando. Quizás se te olvido cómo se hacía, como se sonreía, como se era feliz. Por esi te pido que lo hagas; que sonrías, por mí, por tí, por el cielo de la noche, por todo el mundo, para que podamos sonreír contigo, al ver las estrellas.

viernes, 22 de julio de 2011

Cansancio.

Estoy cansada, cansada de cansarme de todo. Realmente me canso de todo; me canso de amores, me canso de chicos, me canso de examenes, me canso de tareas, me canso de limpiezas, me canso de siestas, me canso de tuenti, me canso de blog, me canso de tele, me canso de despertarme, me canso de abrir los ojos, me canso de parpadear, me canso de oír, me canso de dormir, me canso de comer, me canso de masticar chicles, me canso hablar, me canso de peleas, me canso de locuras, me canso de clases, me canso de conversaciones, me canso de no saber lo que siento, me canso de recuerdos, me canso de fiestas,  me canso de pensar, me canso de depresiones, me canso de felicidades, me canso de alegrías, me canso de tristezas, me canso de llorar, me canso de sonreir, me canso de salidas, me canso de alcohol, me canso de gente, me canso de familia, me canso de rutinas, me canso de internet, me canso de leer, me canso de escribir, me canso de ver, y ya hasta me canso de la vida. Estoy cansada, me canso de todo. Todo al final me cansa, me acaba agotando, siempre, siempre me canso de todo. Llamadme vaga si quereis pero es así, estoy cansada verdaderamente. Y no puedo evitar el cansancio.
Porque me canso. Estoy realmente cansada de todo.

jueves, 21 de julio de 2011

Que gran decepción.

Es algo con lo que me ilusioné miles de veces, es algo que ideé millones de veces, es algo con lo que soñé noche trás noche, es algo con lo que pensé cada segundo de mi tedio, es algo que sería perfecto, pero no, no lo fue. Después de tanto tiempo esperando, vaya decepción, una mirada, tan solo eso, ese tuvo que ser nuestro maldito reencuentro. Después de tanto tiempo pensando, reflexionando, culpandote, intentando olvidarte, y olvidar aquellos meses maravillosos. Después del tedio intentando olvidar, comprendí; era imposible, mi objetivo era inutil, todos los días al despertarme me decía a mí misma -"hoy no pensaré en él"-, y error tras error; esa noche soñaba con él, era algo necesario, porque por mucho que he intentado odiarte ahora se muy bien que es imposible. Cuando te ví, después de esa larga temporada sin saber absolutamente nada de tí, excepto lo que mis sueños ideaban, comprendí, porfín que era inutil tan solo intentar olvidarte, eres la perfección, mí perfección.
Y sigo buscando miles de maneras de ser feliz sin tí. Fueron meses sin verte, sin escucharte, sin saber absolutamente nada de ti, tan solo me quedaban mis recuerdos y mí rencor hacia esa zorra, y aún así, aún fuera de mi mundo, sin verte, no conseguí ser feliz, antes todo giraba a tu alrededor, todo eras tú, y tú, conseguistes ser mi razón de ser, por eso sin tí nada sería igual. Tanto tiempo ideando ese reencuentro perfecto, para luego verte, y tener que seguir la vida por mi cuenta, que gran decepción. Ahora todo tú es una gran decepción, no me imaginaba que te gustaran tanto las apuestas. Aunque en el fondo de mí sigo soñando con aquel otro reencuentro perfecto, en el que te arrepientes, y yo como tonta te perdono sin más. Que gran decepción, si esos sueños, no son más que sueños pisados por unas zorras. Y aún así deseo con toda mi alma perdonarte.

miércoles, 20 de julio de 2011

Despedidas.

¿Cómo cuestan verdad? Son algo doloroso, aunque en ocasiones también son felices (escasas veces). La verdad es que cuesta bastante despedirse de alguien a quien quieres, a veces sabes que las volveras a ver, pero otras veces ,sin embargo, duele saber que no volveras a verlas. Si quieres saber si una persona realmente te importa, piensa durante un segundo un mundo sin esa persona, ¿qué harias tú sin ella?, piensalo y si tan solo derramas una lágrima, veras que sí, te importa y la echarias de menos en cualquier parte . Los sentimientos son traicioneros, ¿no crees?, son quienes te hacen daño al despedirte, son quienes derraman esas lagrimas al decir adiós.
Quizás te vayas de viaje, a vivir a otra ciudad, otro pueblo, otro lago, otro valle, otro país, otro continente, te alejes lo que te alejes, el tiempo que sea, tendrás que despedirte, necesitaras decir un adiós, los vuelvas a ver o no. Porque solo hay algo que no te dejará en paz vayas donde vayas, solo hay algo de lo que no te podrás despedir jamás; esos bonitos recuerdos. Por eso vayas donde vayas guardalos, yo misma tengo una colección.

lunes, 18 de julio de 2011

Odio a ese gran hijo de puta.

Pues sí, lo siento en el alma pero te odio, cuesta no hacerlo, supongo que después de todo lo que te he querido y necesitado no debería desear tu muerte, pero lo hago, día tras día cuando te veo pienso -¿y por qué coño no se muere ya?-, pues sí te deseo mal, pero ¿y tú a mí?, creo que mi odio es ciertamente correspondido. A veces me paro a pensar en si esa maldad que tienes conmigo es real, antes no eras así, antes me querías. ¿La verdad?, no lo sé, no sé que me hace odiarte tantísimo como te odio, pero lo siento te odio, es así y nada más, es algo que cuando te veo no puedo evitar sentir. Yo realmente no sé si tú sientes odio, envidia, asco, cariño reprimido, o simple y dolorosamente superioridad, pero ¿por qué?, solo quiero saber eso; ¿qué te e hecho?, yo no te he quitado nada a diferencia que tú a mí. Ya no se que pensar, no se que sentir.


Ni si quiera se porque te soporto, pero lo hago, y me cansé de hacerlo, no tengo más paciencia. No tengo ni idea de el porqué de nuestras peleas, el porqué de tus aires de superioridad hacia mí, el porqué de nuestras miradas de odio, sinceramente no tengo ni idea, solo sé que contigo ya no soy feliz. Eres o tú o yo, ya estoy harta no aguanto más, estoy cansada de siempre lo mismo, estoy cansada de esta mierda de rutina en la que te crees mayor y superior a mí, en la que te crees algo importante sin serlo. Solo das pena, y yo como tonta me callo tus malditos fallos que tanto me han costado. Tengo que callarme cada sentimiento malo y doloroso hacia tí para no hacer daño a nadie, tonta de mí. No aguanto más tu egoísmo y creencia de superioridad, es algo repugnante, tú en sí lo eres, solo me haces sufrir, y sufrir.


A veces me paro a pensar en cómo eres capaz de mirarte al espejo, enserio, ¿no te asustas de tu reflejo de monstruo infernal?, esa imagen de "no puedes conmigo" es la que tantos amigos te espanta, ese monstruo interior al que solo conozco yo, porque si ellas lo conocieran y le tuvieran miedo como yo no te querrían tanto, la verdad es que no entiendo ni como te soportan. La verdad es que hay que tener muchísima paciencia para soportar tu egoísmo, aire de superioridad, y machismo. Tú eres el macho dominante y nadie más, ¿verdad?. Tú eres el único que puede decir basta, o dejate de falacias, tus putas falacias, estoy tan harta de ellas, con eso crees que lo arreglas todo.Y aunque nadie lo crea; siento cada una y todas esas miles de razones desconocidas por las que deseo tu muerte.

domingo, 17 de julio de 2011

Deja de preocuparte y vive.

Deja de preocuparte, deja de arruinarte, deja de abandonar, deja de arrastrarte, deja ese miedo atrás, deja de ser pesimista. La vida sinceramente no dura dos días ,si no tres, el primero nacimiento e infancia, el segundo juventud y disfrute, y el tercero vejez y muerte, por eso tienes que disfrutar esa vida, que tan poco dura y se acaba cuando menos esperas. Quizás en ocasiones desees morirte pero yo en esas ocasiones me limito a mirar a mi alrededor, no tienes razón para desear morir, te quieren familia y amigos, y si no, tendrás dinero, sea lo que sea lo que tengas a tu alrededor, siempre hay algo por lo que merece la pena luchar. Porque te pasas la vida preocupandote cuando no es por tí, es por los demás, y cuando no por aquello de allá, por eso para, deja de preocuparte tan solo un segundo y disfruta de estos tres, dos o un día que consideres que viviras, porque puedes, puedes ser feliz, aunque te limites a pensar como irá, no pienses tanto, por primera vez en tu vida dejate llevar, y sé feliz.
Piensas morir, soreir, suicidarte, joder, llorar, sufrir, faltar, pienses lo que piense hacer con tu vida, en ella solo te pido un segunto, un segundo para pensar y recapacitar lo dicho; puedes ser feliz, no te cierres a esa idea de rendirte, porque la vida es para vivirla no para sufrirla, y solo es un segundo.

Dedicado a mi queridísimo primo Javier Esteban,
porque él me ha enseñado que la vida son sueños y no sufrimientos;
por eso gracias por estar ahí primo.

Tocada, y hundida.

Eres como aquel barco que veíamos a lo lejos sentadas en la playa, te volvístes como aquel viejo titanic hundido en lo más profundo del mar, con la única diferencia que ese viejo titanic se hundió al ser tocado con aquel iceberg, y tú simplemente te hundistes sin más, tú sola provocastes tu propio naufragio, pero sintiendolo mucho fue tu elección, tú misma decidistes hundirte sin ser tocada por nada, ni nadie. Fue tu tonta elección. Estoy totalmente segura que en el fondo le temías al naufragio, pero ciega de avaricia; de esa avaricia compuestar por recorrer más mares, y lagos que otros,esa avaricia fue la que hizo que no pensaras en las consecuencias, dejastes al lado la simple idea de fracasar y con ello naufragar, no pensastes en esas consecuencias, las dejastes como a mí; como un cero a tu izquierda. Mi paciencia, y amistad me hizo estar siempre ahí, siempre que salía una lágrima de tí, yo como una inútil estaba ahí, pero me cansé, lo siento.


Y es que tú, solita te hunsites sin necesitar ayuda. Pero aunque me niegue hasta pensarlo; me da lastima lo que has hecho con tu vida, verdadera lastima. Tanta avaricia la tuya,¿para qué?, para simplemente hundirte sola sin haber recorrido tantos mares como soñó esa parte retorcida de tí.
Porque ya solo me queda decirte que lo siento,
siento que hayas llegado a hundirte,
pero tú no quisistes escuchar mapas equivocados,
marcados con esas pequeñas rutas,
en las que todos los días entraba más agua en tu barco.

sábado, 16 de julio de 2011

Escondite.

Porque me harte, me harte de vivir en las sombras, siempre oculta, siempre con vergüenza. Siempre oyendo escondida detrás de las paredes, siempre con miedo a decir la verdad, siempre el segundo e incluso el tercer plato. Porque antes lo hacía, me conformaba, me agradaba el hecho simplemente de ser tu plato, porque nunca me paraba a pensar que no era el primero; porfín me dí cuenta, y nunca es tarde. Día trás día esperandote escondida en el aparcamiento, esperando a que te despidieras de "tus amigos" para poder humillarme agusto sin que nadie supiera si quiera que me hablabas. Ahora simplemente me cansé, porfín me dí cuenta de tus falsas promesas, de tus falsos testimonios, de tus falsos amigos, porque por fín me doy cuenta de el asco que me das. Y es que ¿cómo se puede vivir así?, escondiendome, y callandome como una puta, pero ahora que lo pienso para tí no era más que eso; una puta más, porque siempre te ha dado vergüenza que nos vieran juntos, siempre con la misma escusa; no encajarás, dame tiempo, ¿qué tiempo ni qué tiempo cara dura?. Lo más gracioso es que en el fondo yo lo sabía, sabía que por ser "diferente" o como ellos decían mientras se reían "rara", me tratarías así. Me escondistes como algo, como una cosa despreciable o tu objeto sexual, pero se acabo, ya todos saben la basura que eres.

Ahora ya solo espero, bah, no espero nada, tan solo supongo que te pudras en ese infierno al que tantas veces has mentado. Por eso simplemente me queda decirte algo -"Vete a la mierda, creo que eres lo suficientemente listo para llegar, pero sí quieres te dibujo un mapa, y una vez más obtienes mi ayuda, para negar que te ayude a llegar"-.

Miedo.

Porque existe, porque es natural, porque es común, porque es sencillo, porque nos asusta, porque no tiene sentido, y por mil razones más tenemos miedo. Esa gran sensación por la que a veces cometemos miles de acciones locas, malas, geniales, que quizás sin ese miedo no realizariamos. Porque hasta los más grandes y valientes tienen miedo. Siempre está ese algo que te atemoriza, y a lo que no te atreves ní a pensar.
Porque sí, porque tengo miedo, soy humana, y todos lo tenemos. Porque a algunos les atemoriza la oscuridad, a otros la luz, a otros ir solos por la calle, y quizás a otros los animales, porque todos, todos tenemos eso que nos atemoriza tanto. Tener miedo es lo más natural del mundo, pero a veces hay que superar ese miedo, porque tú puedes con él, puedes decirle adiós, olvdarte de que existe, y ser feliz a su costa, porque esque ¿qué es el miedo?, el miedo no es más que el temor al miedo.
Porque mira que hay miedos eh, pero a veces sin más debes plantarte a todos ellos. Sé fuerte, tú puedes con ese miedo.

viernes, 15 de julio de 2011

Más allá del fin de los tiempos.

Cuando nuestras almas se halzan firmes, en silencio,frente a frente, cada vez más cerca, hasta que arden nuestras halas extendidas, y se abrasa cada rincón de su curva.
Qué mal amargo puede el mundo causarnos si nos tenemos el uno al otro.
Devoramos nuestro paso por la Tierra amada mía, hullamos del capricho cruel de los hombres que arrinconan los espiritus puros, inventemos juntos un lugar lleno de luz, donde resistir erguidos, donde amarnos si quiera por un día, aún se hacecha nuestra oscura última hora.

Allá tú si quieres ser despreciado.

Simplemente cambiastes, sí, conseguistes lo que querías pero no honestamente, cambiastes simplemente para empeorar, porque "eso" no eres tú, tú eras diferente, eras alguein honesto, divertido, simpático y sincero ahora simplemente eres una mancha en este mundo que solo sabe hacer el mal para conseguir lo que quieres. No te importa nada, ni nadie, solo te importas tú, y tú, tu avaricia ya no tiene limites, eres alguien simplemente despreciable desde que eres así. Pero aún hay algo que no me acaba de cuadrar ¿por qué cambiastes?, es que no lo entiendo, no entiendo como puede cambiar alguien así,pero allá tú.
Ahora te límitas a vivir de esa mascarita de niña buena basada en tu ejemplar pasado, y anterior bondad, pero no eres más que una víbora asquerosa, que cuando pica simplemente te mata. Y lo siento, siento que acabes así de mal.


miércoles, 13 de julio de 2011

Princesa del mejor cuento.

Porque quién no soñó de niña con ser la princesa de un cuento; conseguir el castillo, el principe azul, y ser felices para comer perdices. Pero siendo niña no te dabas cuenta de todos los obstáculos que tendrías que atravesar para conseguir vivir en ese precioso cuento de princesas, y hadas que solo tu imaginación podría crear. Y ahora cuando ves ese cuento de princesas, y hadas guardado en el baúl de cosas viejas, te pones a pensar, y soñar en ese mismo cuento del que tantas veces soñastes ser la protagonista.

Porque lo quieras o no ya no entras en ese traje de princesa, tan solo te queda ese cuento que guarda tantos sueños que por desgracia no se han hecho realidad.

martes, 12 de julio de 2011

No me arrebates más esperanzas.

Porque tú me ayudastes a llenar ese bote al que llegué a apreciar tanto, de miles de esperanzas. Miles de esperanzas que como todo desaparecieron al poco tiempo, ellas desaparecieron, pero se llevaron algo que solo tú me distes; felicidad. Porque ahora te acercas a mí sin saber si me viene o si me va y me preguntas con toda la confianza, y restregandome tu felicidad, que dónde está esa chica feliz, y yo te tengo que responder con toda la agonía que te la llevastes tú.
Porque con todo lo que me costó construir ese bote, ahora no me queda ni un buen recuerdo de todas las esperanzas que deposité en él. Porque antes me bastaba con tenerte cerca, pero tenerte cerca con ella, es demasiado, supera mis fuerzas el simple ver que ahora esas esperanzas las tiene ella, y me las arrebató delante de mi cara, sin yo hacer el mínimo esfuerzo por recuperarlas. A tí te da igual todo, tan solo te importas tú, porque me hicistes la persona más feliz del mundo, y ahora tan solo soy alguien que quiere recuperar su maldita felicidad arrebatada. Si tan solo me dijeran que me quedan los buenos recuerdos, pero ya ni eso me queda, hasta eso me arrebataron, ya ni tan solo me quedan malos recuerdos.
Porque me duele aceptar el hecho de que ahora solo me queden recuerdos de esperanzas rotas y robadas.

jueves, 7 de julio de 2011

Locuras veraniegas.

Yo no sé si será la época, el tiempo, la gente, el calor, las amigas, la playita, la piscina, las fiesta...yo no sé que será, pero el verano es único , y divertido. Yo no sé porque pero en verano se comenten locuras que quizás en invierno nunca cometerias, porque me he dado cuenta que me gusta el verano, aunque a veces en el verano hay rachas malas pero yo sé que las rachas no durán para siempre y que con un bañito en la piscina todo se arregla. Por eso no te amargues, es verano comete alguna locura ¿no?.

Porque es verano, época de locuras; amores, pintauñas, helados, sonrisas, baños en la piscina, fiestas, sol, quemaduras..., porque es la época en la que solo te queda soneír.

Esa sensación.

Porque te veo de lejos y mientras te acercas poco a poco mis tripas comienzan a revolverse, y con cada paso que dás mi sonrisa se va agrandando, y mis tripas se van revolviendo hasta que estas a centímetros de mí, y entonces, solo entonces mis tripas paran de revolverse y lo siento, siento que soy realmente feliz. Pero es que hace un tiempo no entendía porque solo me pasa contigo, pero alguien me dijo -me da la sensación de que te has enamorado-, y ahora ya lo sé, esa persona tenía todo la razón, porque aunque me cueste aceptarlo, ahora lo acepto, te quiero, estoy realmente enamorada de tí, porque contigo, solo contigo tengo esa sensación de verdadera felicidad.

Porque cada vez que te acercas, cada vez que me abrazas, cada vez que me sonríes, cada vez que te veo simplemente lo sé, sé que soy feliz, porque esa sensación de felicidad solo la siento contigo, y me aunque me da miedo decirlo lo digo -Te quiero.

martes, 5 de julio de 2011

Optimista.

Intentalo, tú puedes, creetelo, creete que puedes, tú puedes con lo que desees. Intentalo al menos no te rindas sin más, tienes que superarlo, y con ello superarte a tí misma, porque te niegas, dices rotundamente "NO", pero sin haberlo ni si quiera intentarlo. ¿No crees en tí? No crees que puedes hacerlo, pero yo sé que en el fondo lo sabes y puedes, puedes superar cualquier cosa que se te ponga en medio, porque ya eres mayorcita, de a partir de ahora tendrás que valerte por tí misma y creer un poquito en tí, no te des por vencida a la primera, no seas tan tonta como para negarte a algo que si quiera te has replanteado.
Porque lo sé por eso te lo digo, porque sé que tienes la suficiente fuerza como para cumplir esos tantos sueños que deseas, y sí, tú sola porque en el fondo lo sabes, sabes que tú puedes y solo hace falta que lo creas de verdad, así que creetelo, tú puedes.
Dedicado a mi querida amiga optimista Isa Urahara.

domingo, 3 de julio de 2011

Infancia.

Pequeña infancia, llena de ilusiones, esperanzas, pequeños miedos, tonterias, locuras, juegos, diversiones, trastadas...Pobre infancia, desaparece tan pronto, cuando menos te lo esperas ya ha acabado, con ella se van y desaparecen miles de ilusiones, sueños, y esperanzas.
Esos pequeños niños ignorantes que inspiran sonrisas, pero que ignoran totalmente que eso tan bonito que viven desaparecerá, se irá, y no podrán volver a creer en esas pequeñas cosas que ahora le dan tanta felicidad. Porque no tienen ní idea de que eso en lo que creen, y con lo que tanto sueñan desaparecerá. Pero por mucho que ignoren esas pequeñas cosas, son felices, y con ellos los que perdieron su infancia, y ahora tan solo recuerdan esa infancia  mirando a esos pequeños niños que les inspiran sonrisas.
Porque me encanta ir paseando por la calle viendo esos pequeños niños en plena infancia teniendo sueños, ilusiones, esperanzas, y es que me encanta simplemente verlos con esa ilusión en los superhéroes, en los Reyes Magos, en Papa Noel, en el ratoncito Pérez, en el conejito de pascua, en los dragones, en los monstruos, en los cuentos de hadas, y princesas, porque esa es la infancia, su manera de ver la vida, esa inocencia, que dandole tiempo al tiempo perderán, y con ella perderán esas pequeñas ilusiones y sueños que tantas sonrisas han despertado.
Porque sin esas sonrisas caminando por el mundo no quedará nada, ni un recuerdo de esa pequeña parte de tu vida llamada infancia, que sin darte las más mínima cuenta habrá desaparecido, porque ya cuando te quieras dar cuenta esa parte de tu vida, esa infancia no estará y tan solo te quedarán esos recuerdos que ya tan solo te producen esa melancolia de querer volver atrás, volver a ser un niño, volver a esa etapa feliz, volver a enmendar esos errores, volver a tener esas ilusiones que tan solo un niño puede tener.
Porque sí, echo de menos esa infancia que desapareció dejando vagos recuerdos de tantas ilusiones, sueños, esperanzas, juegos, y sonrisas que solo de niña pude tener.

Viaja en el tiempo...